PUBLICACIONES

Promovemos la gestión del conocimiento para trabajar con y para la niñez
Informe - COLOMBIA Violencia Contra la Niñez (VCN)

Como generalmente ocurre en todos los países de Latinoamérica y el Caribe, las niñas, niños y adolescentes en Colombia enfrentan situaciones de violencia en sus hogares, en las escuelas y en las comunidades donde viven. A partir de este contexto, los gobiernos, la ciudadanía y la misma niñez están tomando medidas para poner fin a la violencia. Pese a ello, los datos e información de niñas, niños y adolescentes colombianos que experimentan formas de violencia física, psicológica y sexual, sugieren que los esfuerzos actuales para poner fin a estos abusos y otros tipos de violencia todavía no son suficientes. World Vision cree que un mundo sin violencia contra la niñez es posible.


El presente reporte analiza las acciones adoptadas y el rol que tiene el gobierno colombiano en su deber de crear un entorno propicio, que garantice que los actores relevantes puedan tomar medidas para eliminar todo tipo de violencia contra la niñez. Dicho entorno requiere que el gobierno: a) consolide e implemente un marco legal; b) garantice una institucionalidad sólida; e, c) implemente servicios eficaces y eficientes en consonancia con los estándares internacionales de derechos de la niñez y la adolescencia. Todo esto requiere también de decisiones complementarias para la implementación de los servicios, entre ellos el financiamiento y la planificación.

EL TIEMPO SE AGOTA: millones de niños y niñas pasan MÁS hambre y se ven forzados a trabajar y mendigar.

Millones de madres, padres y cuidadores han perdido ingresos y empleos debido a la COVID-19, lo que los obliga a exponer a sus niños y niñas a circunstancias dañinas y peligrosas, como el matrimonio infantil o mendigar. World Vision (Visión Mundial - VM) ha realizado evaluaciones rápidas en 24 países de América Latina, África Subsahariana y Asia, y confirmó predicciones alarmantes respecto del aumento del hambre, la violencia y la pobreza en la niñez debido al impacto económico de la COVID-19.

Estos resultados de la evaluación brindan pruebas adicionales de que las familias más vulnerables y sus niños y niñas son los más afectados en estas crisis. Quienes viven en países frágiles que ya sufren conflictos, cambio climático, inestabilidad o desplazamiento, y quienes ya reciben asistencia humanitaria, sufren injusticias aún mayores debido a pandemias como esta.

Si no se toman acciones inmediatas para proteger los medios de sustento de las personas ahora, el impacto de esta pandemia revertirá el progreso hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible y dañará irreparablemente la vida de las generaciones actuales y futuras de niños y niñas.

NIÑEZ VENEZOLANA entre la espada y la pared.

La dramática decisión de migrar supone el desplazamiento de una persona, una familia o un grupo humano, desde su lugar de nacimiento o de residencia, hacia otro espacio ubicado ya sea en el mismo país o fuera de éste. Migrar implica pagar un alto precio expresado en el desarraigo, el abandono del proyecto de vida y el enfrentamiento con la incertidumbre, la xenofobia y las privaciones de lo básico. Este fenómeno -tan antiguo como la vida misma del ser humano en el planeta- tiene diferentes tipologías y responde a distintas causas asociadas, en la actualidad, a duras carencias y una alta vulneración de los derechos humanos, así como a diferentes formas de discriminación.

REPERCUSIONES DE LA COVID-19: UNA TORMENTA PERFECTA

MÁS MILLONES DE NIÑAS Y NIÑOS CORREN EL RIESGO DE SUFRIR VIOLENCIA DURANTE EL CONFINAMIENTO Y LA "NUEVA NORMALIDAD".

En todo el mundo, la COVID-19 representa una grave amenaza para la niñez. Como mostramos en nuestro informe anterior, si bien la tasa de mortalidad de niñas y  niños infectados por el virus ha sido menor que la de los adultos y aquellos que tuviesen afecciones previas, 30 millones todavía corren el riesgo de enfermar y morir. Son los efectos e impactos indirectos de esta enfermedad los que representan un peligro claro y real para la niñez, particularmente la más vulnerable.

Este informe analiza uno de esos impactos de la COVID-19 sobre las niñas y los niños. “La Violencia”. Predecimos que se va a producir un serio aumento de los casos de niñas y niños que sufren violencia física, emocional y sexual, tanto en la actualidad como en los meses y años venideros. Ya sea porque se vean obligados a quedarse en casa o, con el tiempo, se les envíe a trabajar o se les obligue a contraer matrimonio precoz, las niñas y los niños  afrontan un futuro sombrío, a menos que los gobiernos, las agencias de la ONU, los contribuyentes, las ONG y el sector privado hagan ya mismo todo lo que puedan para protegerlos.

CONSECUENCIAS DEL COVID-19: LAS REPERCUSIONES SECUNDARIAS PONEN EN MÁS RIESGO LAS VIDAS DE LOS NIÑOS QUE LA PROPIA ENFERMEDAD

El COVID-19 no se considera actualmente una amenaza grave para los niños, particularmente debido a la cifra relativamente reducida de ellos que se cree que han contraído la enfermedadi. Las infecciones graves son poco frecuentes y, según la Universidad de Oxford, las muertes infantiles han sido, hasta la fecha, relativamente pocas. Sin embargo, estas estadísticas positivas enmascaran un peligro mucho mayor para los ciudadanos más jóvenes del mundo. Según las evidencias del brote de ébola de 2014-2016 en África occidental, millones de niñas y niños que residen en los lugares más pobres y frágiles del mundo se enfrentan a destructivas repercusiones «secundarias» de la pandemia que pondrán en riesgo sus vidas y su futuro.


Son demasiados los niños, especialmente los que viven en condiciones de mayor vulnerabilidad, que ya ven su bienestar y su futuro expuestos a riesgos inaceptables. La experiencia de World Vision con el ébola nos ha demostrado que más allá del COVID-19, los niños sufrirán inevitablemente una mayor inseguridad alimentaria; un mayor riesgo de violencia, negligencia, abuso y explotación; y la interrupción o colapso total de los servicios esenciales, incluida la educación formal e informal. Si bien los niños podrían no sufrir los peores síntomas del COVID-19, millones de vidas jóvenes estarán en riesgo a medida que los sistemas de salud deficientes se vean desbordados por la pandemia y se desvíen recursos de gran valor.

PLAN DE CONTINGENCIA Y RESPUESTA WORLD VISION COLOMBIA - EMERGENCIA COVID-19

Una pandemia global requiere una respuesta global
World Vision está unida en todas las áreas operativas, programas y oficinas para dar respuesta a la emergencia declarada pro el COVID-19. Durante más de 70 años de historia hemos servido a los más vulnerables, generando confianza en la comunidad, por lo que hemos desarrollado un plan de respuesta especifico en el ámbito humanitario y de desarrollo.

El plan se orienta a partir de 4 áreas estratégicas:

- Medidas preventivas en Agua, Saneamiento e Higiene (WASH).

- Seguridad Alimentaria.

- Apoyo al sistema de salud y Coordinación Humanitaria.

- Apoyo Multisectorial a niñas, niños y familias.

La niñez colombiana a los 30 años de la Convención de Derechos del Niño

El 20 de noviembre de 2019 celebramos los 30 años de la adopción de la Convención sobre los Derechos del Niño, el tratado de derechos humanos más ratificado a nivel internacional y el primero vinculante en relación con el cumplimiento de los derechos civiles, políticos, sociales, económicos y culturales de la infancia y la adolescencia, que reconoce a los niños, niñas y adolescentes como sujetos plenos de derechos y no como objetos de protección.

Una segunda revolución: 30 años de los derechos del niño y la agenda inconclusa

La Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño (CDN), es un hito en la lucha para reconocer los derechos de las niñas y los niños, que contribuye al progreso sin precedentes alcanzado por la niñez en los últimos treinta años, y un punto de referencia con respecto al cual podemos medir hasta dónde debemos llegar para garantizar que los derechos de todas las niñas y los niños se cumplan plenamente.

Suscríbete a nuestro boletín
Diseño y Desarrollo: Náutica Digital