Haz tu donación Mi Patrocinio

Un carnaval para celebrar la vida y el amor

Más de 2 mil personas, incluidos cientos de niños y niñas, participaron de la versión número 11 del Carnavalito por el amor y la vida, una propuesta educativa, artística y cultural que resalta la labor de líderes y madres comunitarias activistas en la protección de la vida y el medio ambiente.

2017-10-04
Foto de INTITEKOA Foto de INTITEKOA

Carnavalito por el amor y la vida es organizado por la Corporación de trabajo comunitario Intitekoa con varias familias de Ciudad Bolívar, al sur de Bogotá. Esta gran movilización tiene el propósito de reconocer el trabajo que realizan las madres comunitarias y los educadores populares por la niñez y adolescencia que crece en estos barrios; así como también dar un mensaje de resistencia en contra de la limpieza social, fenómeno que sin duda ambienta espacios inseguros y desprotegidos para los niños y niñas.

En su 11a versión, el carnaval tuvo la participación de más de 2000 personas junto a otras organizaciones y asociaciones como World Vision Colombia, el Movimiento Nacional de niños, niñas, adolescentes y jóvenes Gestores de paz, la Casa cultural Airubain, entre otros. Las comparsas, los bailes, las obras de teatro y otras manifestaciones artísticas además de cumplir el propósito principal, enfocado al amor y la vida, también promovieron el bienestar y tierna protección de la niñez.

La movilización funciona en gran medida con recursos que son donados por parte de comerciantes, organizaciones de sociedad civil, la comunidad y en general todos aquellos que quieren apoyar una iniciativa que, año tras año, pone de protagonistas a los niños y niñas en la transformación positiva que debe tener el territorio. Son ellos quienes por medio de buenas prácticas hacen posible que Ciudad Bolívar sea una localidad menos violenta y mucho más segura.

Carnavalito por el amor y la vida lleva un poco más de una década promoviendo la unión, la solidaridad y el trabajo colectivo por el bien de las comunidades. ¡Caminar con arte y música, para cortarle el paso a la violencia, significa tener una ciudad más amena y protegida para los niños, niñas, sus familias y comunidades!