Haz tu donación Mi Patrocinio

Estudiantes se capacitan en gestión de riesgos y emergencias

Grupos comunitarios que trabajan a favor de tener lugares más seguros y protectores para la niñez, recorrieron colegios de Barranquilla para enseñar a niños y niñas cómo tener entornos escolares libres de amenazas y de contaminación.

2018-11-09
Estudiantes participaron en varias actividades lúdicas y pedagógicas en torno a prevención de emergencias. Estudiantes participaron en varias actividades lúdicas y pedagógicas en torno a prevención de emergencias.

Si no se previenen riesgos y amenazas, las instituciones educativas podrían convertirse en lugares inseguros para la niñez. Por esta razón, los grupos comunitarios de ECOPAD, integrados por niños y niñas que fomentan acciones para generar entornos seguros y protectores, se tomaron los colegios más vulnerables de La Arenosa para sensibilizar a las comunidades educativas sobre la importancia de desarrollar planes de gestión del riesgo, así como también actividades dirigidas al cuidado del medio ambiente.

La Red Sismológica Nacional Colombiana reportó que el caribe es una región mal preparada para responder a una situación sísmica, teniendo en cuenta no sólo el elevado número de sismos ocurridos durante los últimos 20 años (5.777), sino también por el incumplimiento que tienen varias construcciones con la normatividad de sismorresistencia. Sumado a eso, los departamentos ubicados al norte del país también se han visto afectados por otras situaciones de emergencia relacionadas con propagación de enfermedades transmitidas por vectores, efecto de la contaminación y degradación del ambiente.

Los factores anteriormente mencionados inciden para que las escuelas y colegios de la costa atlántica, especialmente los de Barranquilla, representen una amenaza para los estudiantes. De ahí que por medio de actividades lúdicas, pedagógicas y recreativas; los niños y niñas de ECOPAD se esfuercen por crear una conciencia colectiva más comprometida con garantizar entornos libres de riesgos y en los que se promuevan buenos hábitos para el cuidado de las aulas, zonas verdes, etc.

Gracias a la movilización de este grupo acompañado por World Vision, se logró comprometer a más de 200 personas en torno a la prevención de riesgos y desastres en las instituciones educativas más vulnerables de Barranquilla. “Estos espacios de sensibilización nos ayuda a nosotros y a los niños, a tener una mejor cultura ciudadana y sentido de pertenencia con la institución. Si cuidamos el colegio, nos estamos cuidando a nosotros mismos”, aseguró Irene Pérez, docente que participó en la jornada.