Haz tu donación Mi Patrocinio

Desde México hasta la Patagonia: 15.000 kilómetros de recorrido con ternura

En el marco de la Caminata continental "Huellas de Ternura" diferentes organizaciones se unen para eliminar la violencia contra la niñez. Maltrato infantil, abuso sexual y abandono son factores negativos que ponen en riesgo su integridad. Necesitamos a todo el Mundo: Cero violencia, 100% ternura.

2018-06-08
"Necesitamos a todo el Mundo: Cero Violencia, 100% Ternura"

Nosotros, Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), Cáritas América Latina y el Caribe, World Vision América Latina y el Caribe, Federación Internacional Fe y Alegría, somos organizaciones eclesiales del continente asociadas en el Programa Centralidad de la Niñez. Conscientes de la soledad, el abandono y la violencia interpersonal y estructural que rodea y atenta contra niños, niñas y adolescentes, invitamos con sentido de urgencia a todos los ciudadanos y ciudadanas, nuestras pastorales, laicos, religiosas, misioneros, sacerdotes, organizaciones no gubernamentales, sector empresarial, servidores públicos, comunicadores, políticos e influenciadores, a una amplia movilización denominada Caminata Huellas de Ternura para hacer de ésta una herramienta que termine con las múltiples violencias contra nuestros niños y niñas.Con el Papa Francisco afirmamos que “la ternura significa usar las manos y el corazón para acariciar al otro, para cuidarlo”. Es así como, con este paso simbólico de más de 15 mil kilómetros a lo largo de nuestra América y el Caribe, nos comprometemos a establecer redes de acción para que el cuidado con ternura encuentre espacios humanizantes, restauradores, formadores y transformadores en el seno de sus familias, escuelas e iglesias.

En el marco de la caminata continental nos proponemos presentar a la ternura como:

-Elemento para promover políticas públicas interculturales, integrales e integradoras.

-Posibilidad para crear espacios de diálogo y concertación para construir renovadas condiciones espirituales, teológicas, económicas, políticas y jurídicas que hagan posible el derecho a una vida digna y plena.

-Oportunidad para generar un saldo organizativo positivo entre todos los entes socios desde las pastorales de infancia y así generar acciones de incidencia en cada país.

Finalmente, estamos convencidos, al igual que el Papa, que la ternura es el camino que han recorrido los hombres y mujeres más valientes y fuertes; la ternura no es debilidad, es fortaleza; es el camino de la solidaridad, el camino de la humildad.

En la frontera de Tijuana (México) con San Diego (EEUU) a los 8 días de junio de 2018.