Haz tu donación Mi Patrocinio

“Colombia debe identificar a las niñas y los niños desvinculados del conflicto para reestablecerles sus derechos”: Alianza por la Niñez Colombiana

El informe “Niñez, víctima de un conflicto armado que aún persiste” evidencia que el Estado colombiano no ha cumplido a cabalidad ninguna de las 18 recomendaciones del Comité de los Derechos del Niño relacionadas con conflicto armado. Solo en seis se observa algún avance y diversos obstáculos por superar.

2018-11-09
Informe: Informe: "Niñez, víctima de un conflicto armado que aún persiste"

Un total de 2.382.086 colombianos entre los 0 y 17 años de edad son víctimas del conflicto armado, una población que ha sido invisible a la respuesta estatal y a las normas nacionales e internacionales que privilegian los derechos de los menores de 18 años sobre los derechos de los demás. “La niñez afectada por el conflicto armado ha sido objeto de las más graves violaciones de derechos humanos e infracciones al derecho internacional humanitario, de las cuales el país no ha sido consciente. Durante casi 60 años de conflicto armado ha sido indiferente al sufrimiento de niños, niñas, adolescentes, mujeres, pueblos indígenas y comunidades afrodescendientes. Hoy presentamos al país el informe “Niñez, víctima de un conflicto armado que aún persiste” con el que ponemos foco a este tema y hacemos un llamado para proteger y atender a lo más sagrado para la sociedad: las niñas, los niños y adolescentes, quienes constituyen el relevo generacional, político, ético y económico del país”, señaló Gloria Carvalho, secretaria ejecutiva de la Alianza por la Niñez Colombia.

Esta red, que integra 21 organizaciones nacionales e internacionales comprometidas con los derechos de niñas y niños, monitorea los acuerdos suscritos por Colombia que buscan garantizar condiciones dignas de bienestar y protección para la primera infancia, la infancia, la adolescencia y la juventud. La finalidad es que a partir de los hallazgos se pueda tener un diálogo constructivo con el gobierno sobre las medidas urgentes de atención y reparación

integral para la niñez víctima del conflicto armado, así como contar con los primeros insumos para el informe alternativo que se presentará en 2020 al Comité de los Derechos del Niño en La Haya. Con ese propósito revisó las 18 recomendaciones que el Comité de los Derechos del Niño hizo al país en 2015 en relación con tres bloques temáticos: niñez víctima de desplazamiento forzado, niñez víctima perteneciente a grupos étnicos y niñez víctima de los delitos contemplados en el Protocolo Facultativo de la Convención sobre la participación de ellos y ellas en conflictos armados (relacionados con reclutamiento, vinculación a grupos armados no estatales, víctimas de minas antipersonal, municiones sin explotar y artefactos explosivos improvisados). El análisis demuestra que el Estado colombiano no ha cumplido a cabalidad ninguna de las recomendaciones.

Algunas cifras:

 Del total de niñas y niños víctimas del conflicto, el 99% han sido forzadamente desplazados, desarraigados, situación que los sume en la pobreza, desprotección y los expone a otros hechos como la vinculación, el abuso sexual, los accidentes por minas antipersonas, entre otros.
 Del total de personas afectadas por la violencia en sus comunidades, el 12% indicó ser indígena, raizal o gitano; y en este segmento, 11,85% (282.312) son menores de 18 años de edad.
 Según datos de la Dirección para la Atención Integral Contra Minas Antipersonal (DAICMA), desde 1990 hasta el 31 de agosto de 2017 se han registrado 11.495 víctimas de minas antipersonal (MAP) y municiones sin explotar (MUSE) de las cuales 10,1% (1.172) son niños, niñas y adolescentes.