Salón de la Ternura, por la sana convivencia

Una institución en Pereira inauguró un espacio a través del cual se busca mejorar las relaciones entre estudiantes, evitando el matoneo y otras formas de violencia.

29-01-2019
La iniciativa de crear un espacio para este fin se da en el marco del programa “Todos por la Niñez”, implementado por la ONG World Vision Colombia

Este nuevo espacio adecuado en la Institución Educativa Hugo Ángel Jaramillo, en la capital de Risaralda, es el resultado de una estrategia que busca reducir el impacto de la violencia en el entorno escolar y generar ambientes amigables basados en el buen trato y la sana convivencia.

El Salón de la Ternura estará ocupado por materiales didácticos y juegos que les permitirá a los estudiantes fortalecer sus habilidades, liderazgo, trabajo en equipo y superar los conflictos que se dan al interior de las aulas de clase.

Este salón conectará con una rampa, que a su vez se comunica con un sendero que se construirá para que los niños y niñas que viven en sectores bastante alejados puedan tomar un camino más seguro para llegar al colegio. Con esta idea de renovación en la infraestructura del plantel lo que se busca es que la institución, y sus alrededores, no representen ningún riesgo para los alumnos.

“Queremos que lleguen seguros y que acá, al interior, también se sientan así. Confiamos en que el Salón de la Ternura será el aula más apropiada para que desarrollen sus capacidades y entiendan que la violencia nunca será el mejor camino para solucionar cualquier inconveniente”, aseguró Rosa María Niño, rectora del plantel.

 

La iniciativa de crear un espacio para este fin se da en el marco del programa “Todos por la Niñez”, implementado World Vision, que viene desarrollando varias iniciativas para contribuir al bienestar y protección integral de los niños que asisten a los colegios Hugo Ángel Jaramillo y Ciudad Boquía en la Comuna del Café. Se dotó el Salón de la Ternura y se acompañará, por medio de profesionales expertos en el trabajo con niñez y adolescencia, cada uno de los procesos que allí se desarrollen.

A nivel nacional, de acuerdo con información publicada por la OCDE, el 7,6% de los estudiantes asegura haber sido víctima de algún tipo de violencia escolar o matoneo; en ese sentido, Pereira se convierte en una ciudad ejemplo que lidera proyectos para erradicar este flagelo. “Nuestra apuesta por la niñez colombiana es la ternura, y bajo esa metodología buscamos que las relaciones entre niños y adultos nunca esté mediada por el maltrato”, Claudia Sánchez, experta de World Vision.

 

Suscríbete a nuestro boletín
Diseño y Desarrollo: Náutica Digital