Mejore la comunicación con los niños

El maltrato infantil en los hogares puede evitarse si hay dialogo y disposición de escucha. A través de los talleres “Fortaleciendo la escucha con mis hijos”, se les enseña a las familias del Valle del Cauca cómo promover buenas relaciones con los niños y niñas.

21-03-2019
Madres y padres aprenden a mantener una escucha activa frente a sus hijos e hijas.

La violencia contra la niñez se manifiesta con mayor relevancia al interior del hogar. Durante el 2018, cerca de 500 niños y niñas sufrieron maltrato por parte de sus familiares en el suroccidente colombiano, de acuerdo con las cifras de Medicina Legal y Ciencias Forenses. La misma entidad publicó que en mismo periodo, y en la misma región, 8.373 menores de 18 años de edad sufrieron lesiones por violencia interpersonal.

La intolerancia y las relaciones negativas hacia los niños y las niñas conllevan a que las cifras sigan aumentando. Precisamente, la ONG World Vision en conjunto con la Policía Nacional de Infancia y Adolescencia, lideraron talleres denominamos “Fortaleciendo la escucha con mis hijos” a través de los cuales brindaron herramientas pedagógicas para que los padres y madres del Valle aprendan cómo mantener una buena comunicación con los niños, sin tener que recurrir a la violencia.

Participaron cerca de 700 niños, niñas y adolescentes en compañía de sus acudientes; y a través de diferentes actividades se les capacitó sobre cómo fortalecer sus vínculos afectivos, fomentar el amor mutuo, la escucha activa y la comunicación basada en el buen trato. Los encuentros se realizaron en instituciones educativas, ubicadas en las zonas más vulnerables del municipio de Yumbo.

¿Cómo fortalecer la escucha activa y la buena comunicación en el hogar?

Los asistentes a los talleres, liderados por profesionales de World Vision escucharon los tips para tener buenas relaciones en el hogar, especialmente con los niños:

  • Habilitar espacios para el dialogo permanente, posibilitando un ambiente de confianza.
  • Reaccionar positivamente y en una actitud conciliadora en momentos de tensión.
  • Mostrar respeto e interés por los pensamientos y actitudes de los niños.
  • Evitar el maltrato físico y palabras humillantes para referirse a los hijos.
  • Compartir experiencias que permitan fortalecer el amor en familia

“valoramos mucho estas capacitaciones porque muchos desconocemos cómo entender a los niños y sin escucharlos de una vez recurrimos a los gritos o a los golpes. Eso tiene que cambiar”, dijo Martha, una de las madres que asistió a dicha actividad.

Suscríbete a nuestro boletín
Diseño y Desarrollo: Náutica Digital