Los discos de frisbee le regresan la esperanza a la niñez monteriana

Niños y niñas que nunca habían tenido acceso a formación deportiva, y que viven en zonas sin espacios para hacerlo, se convierten en la promesa del Ultimate colombiano. Desde las calles de Montería fortalecen sus habilidades en esta práctica que coge cada vez más fuerza en el país.

08-01-2019
Niños y niñas que participaron en la formación de Ultimate

La práctica deportiva, que consiste en el lanzamiento de un disco, se ha convertido en una oportunidad para el sano aprovechamiento del tiempo libre, el fortalecimiento de capacidades y la confianza en sí mismos para cientos de niños y niñas que viven en dos de las comunidades más vulnerables de la ciudad de Montería. Fundación Ultimate y World Vision se unieron para llevar el deporte a estas zonas que nunca han contado con escenarios deportivos, apropiados para la recreación.

Sin tener canchas, coliseos o cualquier espacio para practicar algún deporte, las comunidades recibieron los materiales necesarios para formarse en Ultimate, más conocido como frisbee. “Decidimos llegar a estos sectores porque identificamos que no había iniciativas deportivas, lúdicas que incentivaran a los niños a desarrollar sus talentos. Tenerlos desocupados es exponerlos a las malas influencias que se presentan en estas zonas”, agregó Royer Serpa, coordinador de programas para la ONG World Vision.

Además de permitir que los niños y niñas mejoren su acondicionamiento físico, el Ultimate es una disciplina a través de la cual pueden fortalecer su comunicación, trabajo en equipo, liderazgo, capacidad de generar estrategias en el juego, resolución de conflictos, entre otras aptitudes que resultan aplicables en la vida real. “Fue un logro histórico para estas comunidades porque el deporte pasó a ser una herramienta para hablar de valores y de construcción de paz; a medida que se avanzaba en la práctica se mejoró la puntualidad, la manera como se hablaban entre ellos y se identificaron líderes para equipos”, aseguró Robert López, uno de los entrenadores.

Se espera que el ejercicio que se llevó a cabo en estas comunidades pueda ser repetido en otros sectores de Montería, con las mismas condiciones geográficas y socioeconómicas. El deporte, sin duda, se convierte en el camino viable para que la niñez y adolescencia enfoque de la mejor manera sus proyectos de vida. A través de estas prácticas, y otras actividades, World Vision acompaña a más de 36 mil niños en el caribe colombiano.

 

 

 

 

 

Suscríbete a nuestro boletín
Diseño y Desarrollo: Náutica Digital