La Teología de la niñez nos llama a actuar por la protección de los niños

Comprender a los niños desde la fe, la cultura y la religión, para luego generar acciones que mejoren sus niveles de bienestar y protección, es un ejercicio que nos invita a hacer Harold Segura, exponente de la teología de la niñez en América Latina, en el marco de la caminata Huellas de Ternura.

08-02-2019
Asistentes al seminario "Teología de la niñez", liderada por el teólogo Harold Segura

En su discurso, el teólogo Harold Segura, Director de Relaciones Eclesiásticas de World Vision para América Latina y El Caribe, explica cómo entender a la niñez para luego actuar y emprender una misión integral que permita incluir a los niños y niñas, reconocerlos como sujetos de derechos y tratarles con ternura velando por su bienestar y protección.

Harold Segura, quien también es pastor evangélico bautista y administrador de empresas, plantea tres interrogantes en su discurso: ¿Qué dice la fe sobre la niñez? ¿Qué dice la niñez a la fe?, de estas dos preguntas surge la tercera, ¿Cómo debemos actuar y a qué estamos llamados para lograr que los niños y niñas tengan vida en toda su plenitud, sin tener que afrontar situaciones de violencia?  Hace énfasis en la idea de que todos estamos llamados a reflexionar y a encontrar una respuesta para cada una de estas preguntas.

“La teología nos lleva a cambiar muchas de nuestras maneras de actuar hacia la niñez, con y desde ella. Debemos empezar a transformar la forma en que vemos a los niños y a las niñas, si los seguimos viendo como inferiores e insignificantes, entonces cómo vamos a hacer el cambio?”, aseguró Harold, durante un seminario en el marco de las actividades programadas en el paso por Colombia de la caminata Huellas de Ternura.

Precisamente, esta gran movilización que cruza todo el continente promoviendo el mensaje “Cero violencia, cien por ciento ternura”, es una acción colectiva que contribuye a transformar la forma en la que nos relacionamos con la niñez. “Esta primera etapa de la vida es un don, es algo que Dios nos ha dado pero también es una tarea y por eso hay que salir a caminar, a movilizarnos porque es un compromiso cristiano atender a quienes más lo necesitan”, expresó Segura.

Se espera que después de Cúcuta y Bucaramanga, varias ciudades del país reciban la cometa de la ternura, pieza simbólica que se ha pasado de una frontera a otra mientras la caminata va avanzando hasta Argentina, último país en participar de esta movilización latinoamericana.

 

 

 

 

 

Suscríbete a nuestro boletín
Diseño y Desarrollo: Náutica Digital