Huellas de ternura, la caminata por los niños que unió a católicos y evangélicos

La caminata Huellas de Ternura ha llegado a su final. Esta movilización de acción social y ecuménica, dirigida a familias, escuelas e iglesias, tuvo su inicio en el fronterizo muro que divide a México de EEUU,  y ha culminado en Quilmes (Argentina) tras recorrer las ciudades de Bariloche, Añatuya, Óbera, Salta, San Luis y Villamaría, en las que Cáritas y la red de escuelas de Fe y Alegría estuvieron al frente de las actividades. En un recorrido de 15.000 kilómetros pastorales sociales, escuelas católicas y evangélicas, vida consagrada, laicos, autoridades municipales, se han unido ‘por primera vez’ para gritar al mundo “cero violencia, 100 por ciento ternura”, como reza el lema de esta movilización.

30-06-2019
Tomado de Vida Nueva Digital Web

El pasado domingo 23 de junio, una nutrida concurrencia de más de 1.000 personas, junto a las autoridades de la municipalidad, Cáritas, la Conferencia Episcopal e iglesias evangélicas, participaron de  variadas actividades artísticas y recreativas para finalizar con una celebración ecuménica dirigida por Carlos Tissera, obispo de Quilmes, y por Arturo Blatestesky, pastor de la iglesia evangélica luterana.

Suscríbete a nuestro boletín
Diseño y Desarrollo: Náutica Digital