ESPACIOS SEGUROS Y SALUDABLES PARA LA NIÑEZ MÁS VULNERABLE

#PorLosNiños

Durante el mes de diciembre, World Vision y el equipo de atención de la región Centro desarrollaron las jornadas de vacaciones saludables junto a 420 niñas y niños de 5 a 12 años de edad en los barrios de Mochuelo Bajo, Mochuelo Alto, Buenos Aires, Casa de Teja, San Joaquín y Acapulco, de las localidades de Ciudad Bolívar el sur de Bogotá.

28-12-2020
Jornadas de vacaciones saludables junto a 420 niñas y niños de 5 a 12 años de edad

Como parte de las acciones de desarrollo conjuntas con la Secretaria de Salud de Bogotá, la ONG internacional desarrolló las jornadas recreativas para la sana utilización del tiempo libre de las niñas y niños, al sur de Bogotá, durante la temporada de receso escolar. Unas jornadas que permitieron contribuir a la formación integral y el fortalecimiento de hábitos y estilos de vida saludables.

Junto a 420 niñas y niños, World Vision y las autoridades locales desarrollaron espacios formativos y recreativos bajo el modelo de atención de “Caminos de Paz”, el cual busca el fortalecimiento de las habilidades para la vida de la niñez a través de la sana convivencia y la no violencia como ejes de su relacionamiento con los demás. 

“Sería bueno que se hagan capacitaciones no solo a los niños sino también a nosotros como padres puesto que si nosotros tenemos bases con que ayudar a los niños es más fácil explicarles algunos temas que a veces pensamos que no valen pero que para los niños son importantes”, aseguró Viviana, madre participante de las jornadas.

Una iniciativa que también permitió establecer un espacio seguro para los participantes en el que contaron con un refrigerio saludable en apoyo a su alimentación diaria, así como de actividades lúdicas y recreativas para el disfrute de su derecho al juego durante este tiempo vacacional.

Las actividades de vacaciones saludables se realizaron por un periodo de 6 días, con grupos de 50 a 60 niñas y niños donde cada profesional acompañante apoyó en la garantía del cumplimiento de todos los protocolos de bioseguridad.

Cada día se abordó temas enfocados en la apropiación de conocimientos en relación con la salud, desarrollo de habilidades, prácticas para el autocuidado; integrando los componentes de: convivencia y cultura en la ciudad, medio ambiente, nutrición, actividad física, lazos afectivos en familia y ambientes adecuados y seguros.

“Las vacaciones saludables fueron una gran oportunidad para los niños y niñas de aprender cosas nuevas y disfrutar adecuadamente del tiempo libre”, afirmó Marleny, madre de 28 años participante.

De esta forma World Vision y sus aliados siguen adelante con su compromiso con el bienestar y la protección integral de las niñas y niños más vulnerables, estableciendo espacios de atención y participación para la garantía de los derechos de la niñez.

Suscríbete a nuestro boletín
Diseño y Desarrollo: Náutica Digital