Con talleres, comunidad se educa en sana nutrición

Familias de comunidades vulnerables aprenden sobre cómo garantizar una adecuada nutrición para la primera infancia. Con esto se busca reducir los altos índices de desnutrición reportados durante el último año por autoridades nacionales del sector salud.

16-11-2018
Madres comunitarias participaron en los talleres relacionados con alimentación saludable.

Con 4.258 casos, el 2018 se ha convertido en el año con más reportes de niños y niñas con desnutrición, comparando las cifras del 2017 y 2016 entregadas por el Instituto Nacional de Salud. Preocupa aún más que la población, en la que más se presentan enfermedades asociadas a la falta de una adecuada alimentación, es la que tiene menos de un año de edad. Frente a este panorama, la ONG World Vision Colombia está haciendo recorridos por varias comunidades, no sólo educando a las familias en seguridad alimentaria, sino identificando casos de niñas y niños desnutridos para establecer las adecuadas rutas de atención.

Durante el último mes, las visitas se han realizado en los sectores más vulnerables de la capital del Atlántico en donde profesionales en psicología y nutrición, con la presencia de voluntarios comunitarios, han educado a 68 padres y madres, así como también a 200 niños y niñas,  en hábitos y conductas alimentarias más saludables para la primera infancia. De forma lúdica y pedagógica se les ha enseñado a seleccionar las comidas más apropiadas para el menú, cómo preparar platos nutritivos para un buen crecimiento; y lo más importante, se les sensibilizó sobre el impacto positivo que tiene en la adultez el haber tenido una sana nutrición durante la niñez.

Durante los talleres se hicieron actividades de integración en comunidad
Durante los talleres se hicieron actividades de integración en comunidad

Se aprovechó la ocasión para insistir en la asistencia médica que se le debe garantizar a la niñez y adolescencia, el seguimiento a su desarrollo y crecimiento, así como el cumplimiento de los esquemas de vacunación. “Muchos padres creen que sólo basta con sentarlos en la mesa y darles comida, dejan a un lado las valoraciones de un médico y eso es muy grave. Hay que saber equilibrar los cuidados en casa con las recomendaciones dadas por expertos”, aseguró uno de los talleristas durante la actividad.

Con esta iniciativa en comunidad se busca reducir los riesgos de desnutrición en los municipios más olvidado. Igualmente, es una propuesta que responde al alcance de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, especialmente los que están relacionados con poner fin al hambre y garantizar una mejor salud y bienestar para la población. “Agradecemos estos espacios porque muy pocas veces tenemos la oportunidad de compartir un tiempo con nuestros hijos, así como aprender sobre cómo cuidarlos”, dijo Geraldine, madre de familia participante en uno de los talleres.

Suscríbete a nuestro boletín
Diseño y Desarrollo: Náutica Digital