CÓMO TERMINAR CON LA TRATA DE NIÑOS DE UNA VEZ POR TODAS

Por Tamara Tutnjevic

En este momento del año en que muchas familias llevan a sus hijos a los distintos países de vacaciones, me molesta pensar que millones de niños están cruzando las fronteras por motivos muy diferentes. El 30 de julio es el Día Mundial contra la Trata de Personas en un esfuerzo por llamar la atención sobre un tema que suele ser ignorado a menudo: el tráfico de seres humanos es el negocio que más rápido está creciendo dentro del crimen organizado.

30-07-2020
30 de julio, Día Mundial Contra la Trata de Personas

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo, la trata con fines de trabajo forzoso genera más de 150 mil millones de dólares por año.

Trata de niños: un crimen que involucra el movimiento de niños y niñas con el propósito de su explotación. Un niño es objeto de trata si ha sido trasladado a un país o a través de fronteras, ya sea por la fuerza o voluntariamente, con el fin de explotarle.

Se estima que 20 millones de personas han sido víctimas del tráfico, de las cuales el 30 por ciento son niños. En concreto, en el África subsahariana, Centroamérica y el Caribe, más del 60 por ciento de las víctimas son niños.

En World Vision queremos abordar el tema en profundidad

¿Qué se puede hacer para terminar con esto de una vez por todas? Para resolver permanentemente cuestiones a gran escala como la trata de seres humanos, creemos que es imprescindible comenzar por proteger a los niños, ya que son los miembros más vulnerables de nuestra sociedad. El problema puede sonar abrumador, sobre todo cuando empiezas a abordar las causas subyacentes, como la demanda de mano de obra barata, los conflictos violentos y la pobreza. Y estas causas pueden ser bastante complejas. Por ejemplo, la pobreza no sólo impulsa a los niños y a las familias a buscar oportunidades en otros lugares, sino que en algunos casos los padres incluso venden a sus hijos, no sólo por dinero, sino por la equivocada esperanza de que los niños puedan escapar de la pobreza y vivir mejor.

Esta niña de 13 años de Laos se fue de casa cuando le prometieron un trabajo mejor en Tailandia. Fue llevada de trabajo en trabajo por los empleadores hasta que se quedó como servicio doméstico para una familia donde abusaron de ella y no recibía ninguna retribución. Gracias a World Vision, al embajador de Laos en Tailandia y al Ministerio de Bienestar Social, pudo volver a casa.

Aunque complejo, la trata de menores es un problema solucionable. Las estrategias para poner fin a la trata de niños son más eficaces cuando se aplican como parte de un plan integral y multisectorial. Este plan debe incluir estrategias basadas en la evidencia:

1. Implementar y reforzar leyes contra los delitos de tráfico de niños.

2. Mejorar el acceso a servicios de salud de buena calidad, bienestar social y servicios de apoyo a la justicia penal para los niños supervivientes de la trata.

3. Trabajar con otros gobiernos, empresas y con iglesias para prevenir, interceptar y abordar este problema, y procesar a las redes criminales que trasciendan las fronteras nacionales.

Pero estas estrategias no se pueden sostener solas. Tienen que combinarse con esfuerzos más amplios para prevenir la trata, en particular para concienciar y capacitar a los niños con conocimientos y habilidades para reconocerla y protegerse. Además los servicios sanitarios y de educación de buena calidad, y un sistema de protección de la infancia que detecte y apoye a los niños en situación de riesgo también son esenciales, tanto en la prevención como en la respuesta.

Ningún sector puede ofrecer el paquete completo de intervenciones y ningún gobierno individual puede asumir este problema por sí solo. Pero World Vision cree que, si trabajamos juntos, podemos detenerlo dentro de esta generación.

Suscríbete a nuestro boletín
Diseño y Desarrollo: Náutica Digital