270 víctimas recibieron reconocimiento como emprendedores y agentes de cambio

Son víctimas del conflicto en Medellín y Apartadó quienes pudieron fortalecer sus unidades productivas y desarrollar iniciativas comunitarias orientadas a la reconciliación y construcción de tejido social.

13-11-2018
El proyecto duró 18 meses y benefició a 270 personas en el departamento antioqueño.

¡El presente conduce a la reconciliación y a la esperanza! Ese trayecto, sin mirar el retrovisor, es el que tomaron los participantes del proyecto Reconciliación Autonomía Económica para la construcción de capital social en Medellín y Apartadó. Gracias a este proyecto, pudieron mejorar sus prácticas de reconciliación en las comunidades, desarrollar habilidades para el emprendimiento y fortalecer sus unidades productivas.

Se destaca que 230 emprendedores lograron incrementar sus ingresos en un promedio del 10%, 59 recibieron dotación en maquinaria, equipos y otros insumos. Además, 45 participantes de la urbanización Villas de Santafé de Antioquia iniciaron procesos de organización comunitaria y 1.300 personas, en el marco de esta iniciativa, se movilizaron a favor del bienestar y protección de la niñez.

Estos resultados se lograron gracias a este proyecto que nace de la alianza de las empresas americanas a través de Hands for Change del Consejo de Empresas– CEA, al cual pertenecen organizaciones como: Accenture, IBM, Ingredion, Hill & Knowlton, SC Johnson, y World Vision; el Equipo de Atención a Víctimas de la Alcaldía de Medellín; y el Programa de Alianzas para la Reconciliación (PAR) de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y ACDIVOCA.

Durante el cierre de proyecto, fueron visitadas algunas unidades productivas.
Durante el cierre de proyecto, fueron visitadas algunas unidades productivas.

En Antioquia, según datos de la Unidad para las Víctimas, hay cerca de 1.568.000 víctimas del conflicto armado; de las cuales, alrededor de 500 mil residen en la capital y su área metropolitana. Estas personas han sufrido pérdidas afectivas y materiales; y al llegar a la ciudad, o al retornar a su lugar de origen, como es el caso de los participantes de Apartadó, se ven enfrentadas a la necesidad de reconstruir su proyecto de vida. Esto aumenta los niveles de vulnerabilidad y el riesgo de empobrecimiento y exclusión social. De ahí la importancia de haber implementado este proyecto que les posibilitó reconocer sus potencialidades individuales y colectivas, contribuyendo a la integración, reconciliación y a la construcción de una paz inclusiva y sostenible.

Durante el proyecto las personas participantes valoraron la articulación entre las empresas, el gobierno, el Programa PAR y las ONG; los aprendizajes sobre la administración de sus negocios, y las estrategias de comunicación con sus clientes y públicos más cercanos; también la participación de 46 voluntarios de diferentes empresas del CEA que durante 1455 horas compartieron los conocimientos técnicos para el fortalecimiento de sus unidades.

“El proyecto reconciliación autonomía económica ha sido muy importante en mi comunidad porque ha traído muchos proyectos productivos, ha generado más ingresos a varias familias, nos ha aportado en la reconciliación y en la confianza que ya la habíamos perdido” Silvia González.

Suscríbete a nuestro boletín
Diseño y Desarrollo: Náutica Digital